LA PARTE HISTÓRICA:
Estos hechos no son más que la extensión de una cadena de hechos que lleva largo tiempo.
El señor Loriganes es uno de los propietarios que se autonombra presidente o vice-presidente desde hace más de 30 años, con diferentes trucos y artimañas.

Hace reformas continuas para su usufructo personal. Siendo un anciano con una jubilación muy limitada, es preocupante cómo se ha manejado para terminar adquiriendo tres pisos, sin el menor disimulo, en el mismo edificio.

Es muy sospechoso que en los últimos 10 años ha tirado abajo la portería de entrada y hecho todo a nuevo varias veces.

Estaba flamante, y tiró todo esto que se ve en la foto de abajo/izquierda, para su usufructo personal.

 

 


LOS ABUSADORES
DE LA AVENIDA
REPUBLICA ARGENTINA 273

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

:.....

Antes ....................................................................................................................Después

Ahora, así se ve todo. Blanco del piso al techo. Parece la entrada a urgencias de un hospital

Se llevaron, se robaron, el banco de la izquierda, el estante de la derecha, el espejo, los buzones atrás derecha, Cobraron por poner otros de calidad muy inferior, y por si fuera poco asimismo la puerta de hierro de la entrada de hierro, que era casi una obra de arte que así como estaba vale un dineral.

Como se puede ver en la foto de la izquierda, todo estaba en perfectas condiciones. No perdonaron ni al tarro de la basura, que se puede ver en el suelo a la derecha del pasillo, junto a la pared, y colocaron otro adosado a la pared, que ni es mejor ni peor.

No hace falta ser un entendido para darse cuenta, observando el suelo por un par de segundos, para realizar que la calidad de las baldosas anteriores se veían mucho mejor (Aspecto, color y brillo) y que estaban en perfecto estado. Que no necesitaban ningún recambio. Este piso, que era de lujo, una maravilla, también lo rompieron todo y pusieron baldosas de saldos a precios inferiores ... y las revendieron a la comunidad de vecinos como artículo de lujo. Intentaron robárselas, pero sucedió que la mayoría de éstas se rompieron al quitarlas. Un mínimo de ellas, que quedaron enteras, las empacaron con el mayor de los cuidados y también se las llevaron.

Todo ese material recuperado vale una pequeña fortuna y es utilizable en futuras "Reformas". Revendidas a precio de oro.

Techo, piso y paredes también estaban en perfecto estado y fueron demolidos.

La excusa fué una pequeña humedad que se presentaba algunos días de Invierno, en el suelo, al final del pasillo. De aproximadamente un metro por unos 3 cms de ancho. En la foto de abajo al final a la izquierda, adonde el suelo se une con la pared. Una humedad sistémica que no provenía de ninguna parte, sino, que se producía al unirse el aire frío de afuera con el calor interior.

Con esa excusa tiempo atrás desmontó el suelo del pasillo dos veces. Este vendría a ser el tercero, ¿O el cuarto?

Para hacer lugar a una rampa babilónica trasladó una puerta en paredes de sustentación.

Aquí se pude ver la puerta nueva y la antigua.

El tremendo peligro es que a la izquierda quedó el hueco sin ningún refuerzo. Conlindante con otras paredes vecinas de una vivienda, pared por medio en el cual ya se han eliminado OTRAS paredes de sustentación a los efectos de hacer una sala más grande.

. En el número 279, una pocas puertas más arriba
Estos propietarios, honrada y honestamente, decidieron colocar una rampa económica. En un entorno elegante y de buen gusto. .

Para agravar las cosas, como buenos pandilleros, tienen muy mal gusto.

Dicen que construyeron la rampa para cumplir sus obligaciones con las regulaciones. Pues por aquí a unos metros, parecería que otros propietarios no están de acuerdo:

.....................................

Sino robaran, con el mismo dinero que embolsaron se podría haber hecho de todas maneras algo un poco mejor.

Es que además, ni falta hacía. Entre embolsarse algún dinero y tener una entrada que parece la entrada a urgencias, es evidente que eligieron el dinero.

Avenida Republica Argentina 273

Para cumplimentar la normativa de una pequeña rampa para subir dos escalones en la entrada, desbarataron el suelo de todo el pasillo de punta a punta. En las fotos de arriba no se puede apreciar por estar al mismo nivel con el resto.

Para lo cual construyeron un pasillo inclinado desde la misma entrada en total de unos diez metros de largo.

El ruido ambiental atronador y ensordecedor ha provocado varias enfermedades a los vecinos, y lo peor: Una muerte.

Como ejemplo se menciona que a pocos minutos de aquí, en la Avenida de Dalt, se está construyendo una obra faraónica para cubrir los ruidos que produce el tráfico. Ha sido publicado en Inglaterra en el "Daily Mail" que los vecinos padecían unos de los índices de mortalidad más bajo de Europa debido debido al estruendo. La Generalitat se está gastando un pastón por ello.

No ha sido muy publicado en Barcelona tal detalle:

Asimismo la pregunta es de dónde saca tanto dinero este individuo para hacer reformas en los tres pisos de su propiedad. Continuamente.

Coge la porción del león pero tiene a su alrededor principalmente dos compinches que reciben las sobras. Son los encargados de chulear a los que tienen el valor de presentarse a las reuniones, y son los que en forma alternada logran trabajos en sus pisos, realizados por los mismos obreros y el mismo contratista que realiza las operaciones para el edificio. Chacales y buitres comedores de carroña.

Asimismo la administradora de la finca dirige el embrollo y también es invitada al festín. Se comportan como un grupo de grandes amigos. Vaya.

Hoy en día, en todo Occidente, es “costumbre”, que autoridades de todo tipo y calibre cobran “comisiones” por la organización de trabajos. Desde políticos parlamentarios hasta el portero de cualquier edificio. Si les dejan coger el 3%, eso significa el 15%.

No hay ley que estipule el cobro de comisiones de ninguna suma. En consecuencia, es ilegal.

A eso agregar el precio de reventa de los materiales, que no figuran por ninguna parte. Saben dónde y cómo comprarlos muy barato, aunque también se suele comprar material robado. Materiales "desechables" porvenientes de otras "reformas". Más barato todavía. El resultado es que las baldosas, curiosamente, pueden llegar a ser las mismas que, coincidentalmente, pueden verse en algún supermercado que han estado de reformas.

Con éste agregado sería el 50%.

Con lo que el argumento de “Para todo se presenta recibos” no tiene ninguna valía.

Como a nadie se le ocurre ponerse a contar baldosas, no se sabe cuantas son, cuantas cobraron, cuanto las pagaron.

En los países del Norte de Europa estas corrupciones suelen suceder menos por cuanto hay secciones de la policía disponible. Especializados en la corrupción en las comunidades de vecinos. Son receptivos a recibir denuncias,y se movilizan a la búsqueda de pruebas, sin esperar que vengan los denunciantes, gente mayor sin ninguna capacidad profesional para hacerlo, y que se las traigan servidas en bandeja.

En las reuniones de propietarios esta pandilla se ocupa de agobiar a la gente que alguna vez se presenta, con grandes escándalos, amenazas y bataholas. Logran desmoralizarlos y disuadirlos de volverse a presentar.

Por ello la cantidad de propietarios que se presentan a las reuniones de la Avenida República Argentina 273, son muy limitados.

La mayoría de los propietarios no vive en el edificio. Los alquilan. Probablemente se largaron hace tiempo debido a éstas circunstancias

Los tres o cuatro que alguna vez llegan no tienen más fuerzas que aceptar las cosas como son. Es un edificio de más de 30 propietarios. La mayoría gente muy mayor.

Todo el barrio está perfectamente enterado que este señor trae familiares, sus dos hijas y otros, a votar y hacer número. Ilegalmente. Por años.

Es un clásico en el mundo de los estafadores, el dirigir sus actividades a gente de la tercera edad.

Los propietarios de éste edificio tienen sus cuentas bancarias domiciliadas con la junta de propietarios. Por lo tanto el monto de los “gastos” son cobrados sin consulta previa.

Recientemente, en una de estas reuniones/farsa, se han a votado a sí mismos, para duplicar los gastos de la escalera, al doble. En éstos tiempos de pandemia y de falta de dinero, no han tenido mejor idea. Ahora son 100 Euros por mes. Debido a las dificultades de la economía deberían haberla reducido a la mitad, que a los pobres propietarios no les sobra el dinero. Con ése dinero habrá suficiente, en algún tiempo, para demoler el edficio y construir otro.

Si el propietario tiene dos pisos. Pues está claro que va por 200. No tienen verguenza. El tal Loriganes tiene tres pisos. La pregunta es: ¿Hay manera de investigarlo si está pagando 300?

¿Y los cómplices? ¿Pagan algo?

Uno de ellos es un pobre jubilado. El otro es un modesto funcionario.

... Multiplicado por todos los pisos, la sugunda pregunta es: ¿Que van a hacer con tanto dinero? ¿Construir otro edificio?

Con este dinero que se acumulará a lo largo del tiempo se financiarán los próximos proyectos.

No son más que asaltos a mano armada.
En las residencias de ancianos suele haber un mostrador en el vestíbulo para impedir la entrada de vendedores, representantes y otros aprovechados por ser una población vulnerable y relativamente fácil de manipular. En éste edificio los propietarios son en su gran mayoría muy mayores y luego de una vida entera de esforzarse y ahorrar, tienen una o dos propiedades alquiladas para ayudarse en la vejez. Que ni los hace ricos ni mucho menos. En forma despiadada, en éste edificio, la comisión de propietarios, ésta pandilla, se dedican a succionar los menguados beneficios de sus propiedades, sin permiso ni autorización ninguna, aún en contra de su propio criterio, por cuanto debido a su edad avanzada y debilidad, ni tienen capacidad de negarse, de defenderse, ni de presentarse a las tales reuniones de propietarios por ser un infierno. Por lo menos un disgusto.

Es interesante de ver como la administradora de la finca, la señora Nedermann, manipula las reuniones con grandes sonrisas, a los efectos de anular a opositores. No hay derecho a oponerse. Que democráticamente cualquiera pudiera tener el derecho a oponerse es una broma. No hay oposición. Siempre se vota afirmativamente y por unanimidad todas las propuestas de la pandilla.

El presidente vota varias veces. Una por cada piso de su pertenencia. Delega la votación a familiares.

También ha puesto a familiares en puestos claves. Una hija ha sido Vicepresidenta. Por lo menos una vez. Se turnan la presidencia, pero son en la papelería. El que hace y deshace es siempre el mismo. Alguna vez ponen a algún vecino ingenuo que cree en ellos.

Puesta la esperanza en la publicación de ésta página, por la presente se solicita a las autoridades una investigación para verificar a nombre de quien están los títulos de propiedad, por cuanto en caso de delegaciones sólo se puede hacer una, de todas maneras. Esto es que estando él presente no puede delegar nada a nadie.

En el edificio queda una pareja de propietarios de tiempos anteriores. Ancianos que nunca saludan, pero se los ve muy educados. Parecen como atemorizados. Pasan sin mirar a nadie.

Se vive en un clima de rencor y desconfianza.

Los compinchados contestan groseramente y agresivos a toda persona que se les ponga delante para desalentarlos. O no contestan. Siguen su camino en todo su desprecio.

El costo de las reformas las envían a los propietarios, y les conminan a pagar. Un abuso.

No tienen vergüenza de robar a sus propios vecinos.

El hecho de que todo el barrio lo sabe y los conoce muy bien tampoco los avergüenza en los más mínimo.

Están convencidos de ser unos pícaros, que con su astucia sacan ventaja y les satisface.

El hecho de cebarse en gente indefensa No les hace mella. El tal Loriganes ni ha tenido la vergüenza de asegurar que “Lo hace para ayudar a sus hijas”

Se lee en el periódico que en el incendio de Las Canarias se presentaron cientos de voluntarios. Lo cual comparado con estos abusadores despiadados, sí habría todavía esperanza en el Ser Humano

Dicen que de todo se presenta recibo. Pero lo que hacen es comprar todo barato por mayor y lo revenden a la comunidad de propietarios a varias veces su precio… con el recibo respectivo, emitido a través de otro compinche de afuera. Una lampistería del Barrio de Sants.

Baldosas compradas a precios de saldo, y vendidas a precio de oro, con su recibo, legal, respectivo.

Es de mencionar que los propietarios de éste edificio son gente que han ahorrado una vida como para poder comprar un piso y así poder tener un dinerillo para la vejez. Por eso mismo, por ser propietarios, no tienen derecho a la asistencia social. Con lo que la renta que provee uno o dos pisos es lo que tienen para vivir modestamente. Por cuanto necesitan también dinero para la manutención del piso en que habitan.

En temas de éstos abundan los chulos. Se ven tan ridículos. La única manera de pararlos es ponerse más chulos. La policía no los mete presos. Lo meten preso a uno por intentar defenderse.

Avenida República Argentina 273